#2 Diciembre-Enero 2023

CA EN ES
CA EN ES
Miscelánea
ComparteFacebooktwitterlinkedin

ALIMENTOS DE INVIERNO PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

Redacción Reu+


En la temporada invernal estamos más expuestos a agentes nocivos que pueden comprometer la salud de nuestro sistema inmunitario, tales como virus que afectan el aparato respiratorio o dolores musculares por el frío y la humedad. Por ello, es importante fortalecer nuestras defensas a través de la alimentación. Para esto, no hace falta complicarnos la vida o dejar de disfrutar de los platos tradicionales de las fiestas, sino simplemente elegir ciertos alimentos potenciadores del sistema inmunitario en nuestra dieta diaria, en lugar de otros que aportan menos beneficios.

Aquí te hacemos algunas recomendaciones para aumentar tus defensas en esta temporada. Recuerda que siempre es preferible consultar a un Nutricionista profesional para que te ayude a diseñar un plan de alimentación adaptado a tu situación actual o enfermedad.

Benefíciate de los antioxidantes de los productos de temporada. Los alimentos con pigmentos de colores intensos como la zanahoria, boniatos, espinacas o pimientos suelen contener una mayor cantidad de antioxidantes, sustancias que contrarrestan la oxidación del organismo, producida por los llamados radicales libres, consecuencia del uso de medicamentos, el estrés, la radiación o el consumo de alcohol, tabaco, etc. Los antioxidantes más conocidos son el betacaroteno (provitamina A), el ácido ascórbico (vitamina C), el tocoferol (vitamina E), los polifenoles y el licopeno.

Consume más grasas saludables que estimulan la inmunidad como acidos grasos omega-3, contenidos en el pescado azul o en los frutos secos, y reduce las grasas saturadas de alimentos de origen animal como las carnes rojas y lácteos. Un consejo sencillo es cocinar más con aceite de oliva y menos con mantequilla.

Evita el exceso de proteínas ya que podrías estresar el sistema inmunitario, y en todo caso, procura consumir proteínas a través de legumbres, frutos secos y pescado. Además, para equilibrar el efecto nocivo de la proteína animal, conviene tener una dieta rica en antioxidantes y fibra. Un excelente alimento invernal son las lentejas, que además de contener fibra y vitaminas A, B1 y B2, también son rucas en potasio, magnesio o ácido fólico.

Consume alimentos ricos en bacterias saludables para nutrir tu flora intestinal. Estos alimentos también conocidos como probióticos y prebióticos, inhiben el crecimiento y la absorción de microorganismos potencialmente nocivos. Los prebióticos y probióticos son todos los fermentados, como por ejemplo el yogurt, el kéfir, la salsa de soja, el miso, la col ácida o chucrut, el queso, la cerveza, el vino o la sidra.

Contáctanos por Whatsapp para informarte sobre el servicio de Nutrición Integrativa adaptada a personas con enfermedades reumáticas de Reu+

volver